¿Pueden subir los perros en el ascensor?


 Dale a Me Gusta y accede a todo el contenido
¿Pueden subir los perros en el ascensor?

Contar con un animal de compañía como un perro, hace que tengamos que tener una serie de cuidados en concreto, lo mismo que unas preocupaciones extras, que puede ser algo cargantes, especialmente si el entorno no colabora demasiado.

Situaciones nuevas y preguntas que nos hacemos

Algunas situaciones seguro que serán nuevas, como, por ejemplo, si vivimos en una comunidad de vecinos, en vez de en una casa: ¿Pueden prohibirnos subir en el ascensor con nuestro perro o perros? ¿Esto es legal? ¿Vamos a tener que tener que subir por las escaleras? Las típicas preguntas que uno se hace y que hasta ese momento nunca se había preguntado.

En ocasiones pueden darse situaciones en las que haya vecinos que no tengan mascotas y que piensen que el ascensor debe ser un espacio que se use exclusivamente por los humanos.

Por lo general no suele producirse este rechazo, ya que un animal de compañía puede subir en el ascensor sin que se produzcan problemas. Eso sí, hay una serie de situaciones en las que una comunidad de vecinos puede plantearse prohibir subir a los perros en el ascensor.

Cuando el perro es conflictivo

En el caso de tener un perro que no se comporte y sea conflictivo, y en el ascensor haga sus necesidades, es evidente que los vecinos se quejen. Aunque no es un caso muy común, salvo en el caso de los cachorros, que no están acostumbrados a salir a la calle. Lo normal en una situación como esta es advertir al dueño del perro de lo sucedido y que lo limpie. Si los hechos se repiten, a pesar de las advertencias, los vecinos sí que pueden modificar los estatutos de la comunidad para lograr que se implante una prohibición.

A la hora de lograr una prohibición total, la comunidad tendrá que votar por unanimidad de cara a la modificación de los estatutos. Esto significa que hasta el vecino que tenga el perro conflictivo debería votar para que su propio can no pudiera subir en el ascensor, algo improbable que se produzca, lo que haría complicado que la prohibición se llevase adelante.

Realmente sería una guerra entre vecinos donde, a buen seguro, todos iban a perder. Esto no merece la pena y existen otras vías para poder solucionarlo, en especial en un caso como el que hablamos.

No descartemos casos, en los que el dueño y su perro se muden a un piso nuevo, la comunidad cambie los estatutos y prohíba de forma expresa la entrada de cualquier clase de animal en el ascensor. En ese caso, habrá que utilizar las escaleras. Para solucionar esto, habría que solicitar un cambio de los estatutos, siendo nuevamente necesaria la unanimidad.

No existe ley que prohíba subir perros en el ascensor

En principio, debemos tener meridianamente claro que no existen leyes que prohíben subir los perros en el ascensor, salvo que como hemos dicho, la comunidad de vecinos la cambie antes de que el propietario con el perro se mude.

Si algún vecino dice que subir al perro en el ascensor es ilegal o que está prohibido, lo mejor es no pelear, solicitar una copia de los estatutos de la comunidad y asegurarse de que la prohibición no existe en realidad es la opción más aconsejable.

Pese a que los perros por lo general no muerdan, puede haber personas que tengan miedo de las mascotas. El mejor consejo es evitar subir en el ascensor con personas a las que el perro pueda causarle molestias. Se les deja subir y luego se puede usar el ascensor para subir con la mascota sin causar ningún inconveniente y los vecinos que tengan ese problema lo agradecerán.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *