¿Quién inventó el ascensor?


 Dale a Me Gusta y accede a todo el contenido
¿Quién inventó el ascensor?

Un ascensor podría definirse como una caja elevadora que sirve para transportar a las personas, mercancías o animales de un piso a otro. El ascensor destaca sobre todo por su mecanismo y la utilidad que tiene pues, gracias a esta innovación mecánica hemos podido trasladar verticalmente o mediante sistemas de elevación de una forma rápida, efectiva y sobre todo, muy sencilla. Esta maquinaria en sí ha existido desde hace cientos de años por tanto, podemos decir que nos encontramos ante uno de los inventos más antiguos que se hayan podido dar en la actualidad. Ahora bien, ¿quién inventó el ascensor? Si sientes curiosidad, ¡sigue leyendo!

El ascensor, un invento con muchos años

El ascensor es un invento muy antiguo aunque el primero que se conoce propiamente dicho así es mucho más reciente. Concretamente del 1823, cuando Burton y Hormer idearon una forma de elevar a un total de 20 personas a unos 37 metros de altura dentro de una caja que llamaron cuarto ascendente. A partir de este momento, se conocen los primeros avances reales de lo que hoy es el ascensor tal y como lo conocemos. Tras la iniciativa de Burton y Hormer, otro gran físico visionario, Elisha G., diseñó los frenos de emergencia para ascensores algo sin lo cual, el invento no hubiera dado sus frutos pues el primer boceto estaba hecho sin metodología alguna.

ascensor elisha

Patente de Elisha G.

El primer ascensor para trasladar pasajeros

Tras estas innovaciones, en el año 1857 se da el primer ascensor para trasladar pasajeros conocido hoy como “el primer ascensor del mundo” que se instaló en unos grandes almacenes de la Avenida de Broadway en la ciudad de Nueva York. El ascensor en cuestión, estaba movido por vapor y era capaz de ascender cinco alturas en poco más de un minuto, toda una proeza para la época en la que nos encontrábamos.

Los ascensores, una revolución en el transporte de personas y mercancías

A partir de aquí, todo fue rodado e incluso, se diseñaron años más tarde, en 1884, los primeros rascacielos también en la ciudad de Nueva York. Hoy en día, como ya sabemos, el ascensor forma una parte fundamental de las edificaciones urbanísticas de todo el mundo y constituyó toda una revolución del transporte de mercancías que en la actualidad, busca nuevos retos y modelos a los que hacer frente en el futuro pero como vemos, los cimientos de este invento son mucho más antiguos de lo que podríamos llegar a imaginar.

Compartir

2 comentarios

  1. Miguel Angel Luza

    El ascensor puede ser o no ser un aporte a la comunidad, pero es un realidad instalada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *