El ascensor más antiguo del mundo


 Dale a Me Gusta y accede a todo el contenido
El ascensor más antiguo del mundo

La historia del ascensor no es moderna, aunque como tal podamos considerarlo un aparato reciente, podemos encontrar sistemas similares que han precedido al ascensor que hoy conocemos.

¿Cuál es el ascensor más antiguo del mundo?

Como tal, consideraríamos el más viejo el comentado en el post ¿quién invento el ascensor? Pero si vamos más allá en el pasado podemos afirmar que el ascensor tiene sus comienzos en la Edad Antigua, mucho antes de Cristo. Los egipcios, los griegos, los mesopotamicos, los chinos y los romanos ya utilizaban un sistema de máquinas simples, como poleas, cuerdas, ruedas y planos inclinados para satisfacer sus necesidades arquitectónicas.

Sistemas antecesores al ascensor

Una de las teorías de construcción de las Pirámides sostiene que los egipcios emplearon a bueyes que tiraban de los bloques por medio unos planos inclinados y sujetos por unas correas de cuero y, en ocasiones, ayudados por esclavos que también tenían que tirar de los bloques.

Otros sistemas, que podemos ver en las imágenes inferiores con claridad son la rueda típica de Mesopotamia y el aparato Shadoof, una máquina accionada por palanca para sacar el agua del río y regar los cultivos, utilizada tanto por los egipcios como mesopotámicos.

rueda mesopotamia

shadoof sistema ascensor
Sin embargo es a Arquímedes a quien se le atribuye el invento del primer elevador o ascensor, y éste se podría decir que es el sistema más parecido y antecesor del actual ascensor moderno. En realidad se utilizaba simplemente para extraer agua o productos de la tierra de lugares inaccesibles y para regar los campos de cosecha. Como curiosidad añadir que se cree que este principio también fue empleado para regar los jardines de Babilonia.

Tornillo de Arquímedes

tornillo arquimedesSe trata de un aparato gravimétrico en forma de hélice ideado por el año III a. C. por el matemático Arquímedes. Denominado “tornillo” o “tornillo sin final” se compone de una pieza que gira en un tubo alargado y hueco, colocado sobre un plano con inclinación, y con el cual el líquido ubicado más abajo del mismo se puede extraer con el simple movimiento de su eje.

En sus inicios no se trataba de un sistema perfecto ni mucho menos. En primer lugar si el agua se extraía a mucha altura se perdía la presión, por lo que resultaba mucho más efectiva una extracción a bajas alturas. En actualidad esto se ha solucionado con la tecnología más avanzada, como, por ejemplo, haciendo girar también el tubo y no sólo la espiral, lo que se ha traducido en una potencia mucho mayor, sobre todo en aguas residuales.

Por otro lado cabe comentar que el tornillo de Arquímedes no sólo es capaz de succionar y transportar agua, sino cualquier otro objeto acorde a su fuerza de trabajo.

Compartir

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *